El canal de LoFi Girl se detiene

Adios a LoFi Girl

Uno de los personajes más queridos en internet quedó en medio del drama digital. Si alguna vez habían buscando música random o querían pasar el rato sin preocuparse por acomodar sus playlist, seguramente habían pasado por el canal de YouTube que protagonizaba una niña conocida como LoFi Girl.

Sus transmisiones más populares —llamadas “beats to relax/study to” o “beats to sleep/chill to”—, consiguieron más de 780 millones de visitas.

¿Lo más cañón? Este fin de semana borraron la transmisión de LoFi Girl después de que llevaba 20 mil 843 horas de transmisión continuas en YouTube. Eso equivale a 2 años, 4 meses, 18 días y 11 horas de música. Mocos, mucho mas que varios matrimonios.

Pues en resumidas cuentas, el canal de LoFi Girl fue víctima de una de las herramientas más criticadas en YouTube.

Sin decir ni agua va, en las primeras horas de este domingo, recibieron una denuncia por violar las leyes de copyright. La demanda venía de una compañía originaria del sureste asiático llamada Music Sdn Bhd Malaysia.

Lo complicado de esta situación es que ese reclamo resultó ser falso.

Cuando le preguntaron al equipo de YouTube qué había pasado, determinaron que habían utilizado prácticas abusivas y que la compañía de Malaysia, en realidad, no tenía ninguna posibilidad de “derechos de autor” respecto a los videos de LoFi Girl. Incluso pidieron disculpas a los creadores del canal.

¿La bronca? Entre que son peras o son manzanas, el canal que había transmitido por más de dos años, se detuvo.

Lo más curioso es que este no es el primer enredo de LoFi Girl con las leyes de copyright.

Originalmente, este canal —creado en Francia por un joven productor llamado Dimitri— se le conocía como ChilledCow y aunque sí utilizaba música original, creada por ellos o comisionada por los dueños del canal, sus problemas con derechos de autor comenzaron con su personaje principal.

Las primeras veces que vimos a LoFi Girl en YouTube no era la imagen actual. En realidad, eran ilustraciones de Shizuku Tsukishima, un personaje de Studio Ghibli, de la película Susurros en el Corazón (1995). En ese momento, YouTube bloqueó el canal para que arreglaran ese asunto.

Aunque llevaban más de 13 mil horas continuas, se dieron a la tarea de comisionar una nueva imagen.

El ganador fue un ilustrador colombiano que se llama Juan Pablo Machado que ganó la competencia gracias a que su nuevo personaje —conocido como la nueva LoFi Girl— mantenía la estética, pero la había hecho más actualizada. Audífonos grandotes, laptop moderna y unos bellos paisajes inspirados en Francia.