Las nuevas sobre la tumba de Dobby

Fans de Harry Potter se meten en un lio por visitar la tumba de Dobby

Pasan los años y nosotros aún no podemos superar la muerte de Dobby. Desde que lo vimos en Harry Potter y la cámara secreta –y a pesar de que se veía medio sospechoso–, nos encariñamos con este carismático elfo doméstico de la familia Malfoy al que Harry libera regalándole uno de sus calcetines. Tuvieron que pasar varios años para que regresara a las películas de la saga y lamentablemente, tuvo un final algo agridulce.

Fue hasta la primera parte de Las reliquias de la muerte cuando este personajazo volvió y lo hizo para ayudar a Potter y sus amigos en la misión de encontrar horrocruxes para acabar con Lord Voldemort. Sin embargo, cuando pensamos que sería libre para siempre, ocurrió una tragedia que terminó por matarlo… y sí, despedirnos de él ha sido uno de los momentos más tristes que se. hayan visto en el mundo mágico creado por J.K. Rowling.

Resulta que a raíz de este trágico suceso y su aparición en la penúltima película de la franquicia, la playa en donde murió Dobby –y que describe como “un lugar tan bonito para estar con los amigos”. se convirtió en un sitio turístico. De acuerdo con Consequence of Sound, lugar en el que pasa sus últimos minutos se llama Freshwater West y está ubicado en Gales, en donde miles de fans de Harry Potter construyeron un monumento al querido personaje, al que llevan calcetines, rocas pintadas y más objetos para honrarlo.

Sin embargo, tras una revisión de ocho meses, la organización benéfica de conservación National Trust de Gales ha pedido a los seguidores de la saga que dejen de rendirle tributo al elfo con calcetas y demás cosas. En particular, están pidiendo a los visitantes que solo tomen fotos cuando visiten el monumento para ayudar a proteger tanto al paisaje como al ecosistema que vive en este lugar, pues ponen en peligro tanto a la playa como a las especies marinas:

Los artículos como calcetines, baratijas y trozos de pintura de las piedras podrían entrar en el medio ambiente marino, la cadena alimenticia y poner en riesgo la vida silvestre. Aunque estamos encantados de que tantos quieran visitarlo, tenemos que equilibrar la popularidad del lugar con el impacto en la naturaleza sensible de la playa y el entorno más amplio, y la presión sobre las instalaciones y las carreteras circundantes”.

Dijo Jonathan Hughes, funcionario del National Trust Wales.

Así que ya lo saben, si andan en Gales y son fans de Harry Potter, tienen que visitar la tumba del querido Dobby. Pero recuerden: nada de dejar calcetines ni algún otro objeto curioso, pues solo basta con dedicarle algunas palabras al mejor elfo doméstico que vimos en este enorme universo.