Loki tomara un nuevo giro inesperado

Esto es lo que sigue para Loki

Hasta ahora existía una gran pregunta para el último episodio de Loki: ¿Quién estaba detrás de la creación de la TVA?

Pues bien, el capítulo final ya está disponible en Disney+ y la respuesta no solo llegó con la presentación del personaje, sino que también abre las compuertas para todo lo que podría venir a futuro en el universo de Marvel Studios.

Se trata de una amenaza que los lectores de cómics conocen muy bien, pero que también podría dar pie a una adaptación que literalmente tenga muchas más caras de las esperadas.

Spoilers a continuación.

Como parte del último episodio de la primera temporada, finalmente fue revelado el rostro de la personaje que manejaba todos los hilos de la sagrada línea de tiempo: He Who Remains.

Pero a diferencia de la versión de las viñetas, que es un ser muy viejo que vive al final del tiempo y fue tanto el creador de los Guardianes del Tiempo como el último director de la TVA, su versión audiovisual da un giro completo.

El personaje en cuestión es interpretado por Jonathan Majors y durante un momento explica su origen: alguna vez fue un científico del siglo 31 que descubrió el multiverso al mismo tiempo que sus versiones de otros universos. Aunque al comienzo todos comenzaron a colaborar por el bien, inevitablemente la sed de poder los llevo a confrontarse, creando una guerra gigantesca que casi lo destruyó todo… hasta que He Who Remains se hizo del poder de Alioth, creó una sola línea y evitó que existiesen versiones paralelas.

El detalle principal es la identidad del científico. Aunque no revela su nombre, el personaje en cuestión es Nathaniel Richards, un posible descendiente del padre de Reed Richards (o de Victor Von Doom). Este es un viajero en el tiempo que en los cómics tiene múltiples versiones a partir de múltiples momentos de su vida. La más conocida de todas es Kang, El Conquistador, un supervillano que Majors ya está fichado para interpretar en Ant-Man and the Wasp: Quantumania.

Otra variante de Richards es Immortus, una versión futura de Kang que, frustrado tras las batallas, acepta una oferta de los Guardianes del Tiempo para ser inmortal a cambio de proteger las líneas temporales. Su lugar de residencia es un limbo fuera del tiempo y desde ese lugar manipula sucesos para garantizar que todas sus versiones siempre se convierten en él. Son ese tipo de detalles los que provocan que esa versión de Kang en los cómics sea la que más se asemeja a la Majors interpreta en la serie de Loki.

Con todo lo anterior en cuenta, la promesa de He Who Remains abre las compuertas para lo que sucederá a futuro, en donde las líneas temporales no están restringidas y el multiverso mismo se expande. De hecho, la despedida de “He Who Remains” a Sylvie (”Te veo pronto”) es una clara alusión de que sus caminos se volverán a encontrar. Pero en el sentido de que el próximo encuentro se dará con otra versión de Nathaniel.

Antes de finalizar, solo queda rescatar que una vez que Loki empieza a explorar la TVA al final del último episodio, se da cuenta de que está en una realidad que no es la que conocía. Una en la que Kang está a la cabeza de la organización.

Y en ese sentido, si Nathaniel Richards comienza a actuar de forma descontrolada, es fácil de especular que solo hay cuatro personajes que podrán detenerlo a futuro. Cuatro personas fantásticas que aún tienen que debutar en su propia película.