No todo fue alegría para Jennifer Aniston

Jennifer Aniston habla sobre el reencuentro de Friends

Aunque como la premisa del especial básicamente apuntó a recordar lo que fue la serie y no implicó un regreso a los personajes y la trama, Jennifer Aniston sostiene que fue muy difícil filmar la reunión de Friends.

Recientemente la actriz que interpretó a Rachel en la popular serie participó en el podcast Literally! With Rob Lowe y al ser consultada sobre la realización de Friends: The Reunion explicó por qué no fue sencillo filmar aquel especial.

En primer lugar Aniston comenzó contando que estaba consciente de los anhelos de los fans por ver nuevamente al elenco de Friends y explicó que aunque tenía reparos sobre una apuesta que pudiese perjudicar el legado del programa, eventualmente esta producción para HBO Max la convenció. No obstante, al llegar al set todo fue un poco más difícil de lo que esperaba.

Creo que realmente nos deprimió mucho más de lo que esperábamos porque en tu mente piensas: ‘Oh, esto será muy divertido para viajar en el tiempo’. Pero resulta que ‘oh, es un poco difícil viajar en el tiempo’. porque volviendo a una época”, dijo Aniston. “Fíjate que cuando digo que el set se volvió a colocar exactamente como era, realmente era exactamente lo mismo en todo. Hasta los pequeños tchotchkes en la estantería y cositas pequeñas que habían estado guardadas durante todo este tiempo. De repente, estas allí. Y, ya sabes, han pasado 16 años y han pasado muchas cosas para cada uno de nosotros”.

Aniston encabezó la reunión de Friends junto a Courteney Cox, Lisa Kudrow, Matt LeBlanc, David Schwimmer y Matthew Perry, por lo que continuó explicando que cuando la serie finalizó todos estaban en puntos distintos de sus vidas y por ende, tras todo este tiempo, volver al set y a reencontrarse no fue tan fácil como anticipaban.

“Regresar allí es nostálgico de una manera que también es un poco melancólica, ya sabes, porque muchas cosas han cambiado y todos hemos tomado caminos diferentes, fáciles y algunos no tan fáciles”, señaló Aniston. “Fue brutal y tampoco podías apagarlo. Había cámaras en todas partes y no podía dejar de llorar. Hubo un momento en el que todos éramos un charco. Quizás David no (lloró), no creo que hayamos roto a David. Pero incluso LeBlanc se rompió en un momento. Ya sabes, incluso el Señor Rudo se empañó un poco”.