Ryan Reynolds estrena serie en Snapchat

Ryan Reynolds salta de la pantalla grande a Snapchat

La industria del entretenimiento ya no solo se limita a medios como la televisión, el cine o los servicios de streaming. En ese sentido y de a poco, las redes sociales se están metiendo en el mercado de la creación de series. Uno de los recientes ejemplos de ello es Snapchat, la conocida plataforma que ahora fichó a Ryan Reynolds para la creación de un prometedor contenido.

El canadiense se unió a dicha red social y algunos productores para realizar Ryan Doesn’t Know, un show que nos mostrará el lado más cotidiano del actor. Además, lo veremos intentando aprender nuevos pasatiempos en compañía de su familia… y por supuesto, no podía faltar su conocido sentido del humor.

Desde 2016, Ryan Reynolds nos tiene acostumbrados a verlo como Deadpool, ese irreverente, cómico y prácticamente inmortal antihéroe del traje rojo. Y es que el personaje se ha ganado el cariño del público no solo por sus habilidades, sino por su peculiar gracia en la que el actor desde luego tiene bastante injerencia. Ahora, veremos podremos conocer cómo es el buen Ryan lejos de los sets de grabación.

Él como muchos de nosotros, pasa buena parte del tiempo en casa -ya sabes, por la pandemia- planificando sus proyectos a futuro, pasando el tiempo con la familia y tratando de aprender uno que otro hobby. Todo eso será lo que nos muestre en Ryan Doesn’t Know, serie que acaba de estrenar a través de Snapchat como parte de sus contenidos originales.

Podrían llenar un gimnasio con el montón de cosas que no conozco. Con la esperanza de volverme un esposo y padre menos aburrido, me reuniré con nuevos talentosos artistas para aprender nuevas cosas… Pero cualquier cosa que haga, apestará“, dice el canadiense en el entretenido tráiler donde incluso lo vemos parodiar a los Avengers al más puro estilo humorístico de Wade Wilson/Deadpool.

La sinopsis señala que en los primeros 12 episodios de la serie (que ya puedes ver POR ACÁ si eres usuario de Snapchat) veremos a Reynolds aprendiendo a esculpir en hielo, a realizar arreglos florales y hasta a lanzar hachas en una especie de tiro al blanco. Bastante curioso, ¿no lo creen?