El Inspiration4 por fin hace despegue

Por fin despega el primera misión especial con civiles

“¿Y no creen peligroso enviar civiles no calificados al espacio?”, se preguntarán. Bueno, quizás para Elon Musk y la gente de SpaceX el único peligro sería enviarlos a ese terrible Planeta de los Simios…momento… estatua de la Libertad… ¡era nuestro planeta!

Ayer, 15 de septiembre, se oyó en Estados Unidos el estallido de un cohetote, pero nada tenía que ver con la celebración del Grito de Independencia. Nop… fue la nave SpaceX  correspondiente a la Inspiration4, primera misión tripulada completamente por civiles.

Tal como en ese profético capitulo de Los Simpson titulado “Homero en el espacio”, la misión Inspiration4 despegó del Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral, en Florida. Eso fue alrededor de las 20:00 horas, hora local y casi un día después de lo agendado, ya que el equipo de SpaceX necesitaba darle una última checada al equipo y los datos de la misión.

Los nuevos viajeros al espacio no necesitaron prepararse con enjundia, como antes. Ahora sólo tuvieron que desembolsar unos buenos millones de dólares para comprar su boletito (alrededor de 30 melones, según El País)… y, de hecho, de los cuatro tripulantes del Inspirition4 sólo uno fue el que soltó todo el dinero: el multimillonario Jared Isaacman.

Además de Isaacman, fundador y director ejecutivo de Shift4 Payments, viajan en el Inspiration4 la médica asistente en el Hospital de Investigación Infantil St. Judeen, Hayley Arceneaux. También la profesora Sian Proctor y el ingeniero aeroespacial Chris Sembroski. Este par ganó su viaje al espacio en sorteos organizados por Isaacman para personas que realizan donativos al mencionado hospital, así como entre clientes de la empresa Shift4 Payments.

De acuerdo con El País, Isaacman agarró de oferta los boletos de este viaje espacial… ya que SpaceX ha logrado reducir costos al reutilizar naves y equipo de otras misiones. El cohete en el que viaja Isaacman y sus compañeros es un Falcon 9 que ya ha sido lanzado en dos ocasiones al espacio, mientras que la cápsula es la misma que en noviembre pasado llevó a la Estación Espacial a los primeros astronautas lanzados por SpaceX.

Isaacman y el resto de la tripulación viajarán por tres días. Estarán orbitando a una altura máxima de 600 kilómetros, “más lejos que cualquier otro vuelo espacial humano desde las misiones del Hubble”, señaló SpaceX.