Japan Airlines lanza modelo de viajes igualitarios

Aquí un tip para que viajes tranquilx

Los tiernos y dulces bebés, se convierten en molestas e insoportables criaturitas, cuando no tienes hijos. La cosa se complica cuando los niños no paran de gritar y llorar desde que el avión despega hasta que aterriza, mientras los padres intentan desesperadamente calmar a las criaturas. Pero eso, se acabó. Una aerolínea japonesa ha desarrollado un novedoso sistema para evitar que te sientes cerca de las bendiciones en vuelos largos.

Y es que, no es su culpa, es uno de los pocos talentos que saben hacer los bebés, llorar y llorar, justo así como la canción. En tanto que los padres, solo sienten el peso de las miradas de los pasajeros, mientras se hunden lentamente en el asiento del avión. La situación puede volverse bastante irritante, sobre todo en vuelos que duran más de tres horas. Lo bueno, es que ahora la solución puede estar al alcance de un clic, incluso, pueden aprovechar la situación para hacer amigos en el transcurso.

El sistema de reservas de ‘Japan Airlines’, descubrió el hilo negro para que los pasajeros logren tener vuelos placenteros. Lo mejor, es que no tuvieron que voltear los aviones de cabeza, ni mucho menos inventar un sistema que afectara los horarios de los vuelos. La solución, reside en separar a los más pequeños, de aquellos que viajan solos.

Cada vez que un pasajero reserve un vuelo, el sistema le mostrará en qué asientos van sentados menores de edad desde los ocho días de nacido hasta los dos años de edad. De tal manera que, los padres pueden elegir un asiento cercano para ser parte del club, o bien alejarse lo más posible de ellos para evitar las patadas en el respaldo y  poder dormir tranquilamente.

 “Para cualquier pasajero que reserve con ‘Japan Airlines’, el sistema de reserva ahora le mostrará en qué parte del avión van sentados niños pequeños, mientras eligen sus propios asientos. Podrán observar un ícono de un niño en la pantalla de selección de asientos, lo que les permite saber a los pasajeros que un niño irá sentado ahí”, explica el sitio web de la aerolínea.

Desde luego, existe una diferencia muy grande entre sentarse a unos pocos pasillos de un bebé y sentarse junto a uno en la misma fila. Sin duda alguna, todas las aerolíneas del mundo deberían adoptar este mismo sistema, aunque los viajeros corramos el riesgo de tener serenata en grupo y a capela durante toooodo el vuelo. Lo bueno es que ya se están modernizando, tal es el caso de una aerolínea de Países Bajos que impulsa la igualdad entre su tripulación.