Así estuvo la caída de Amazon Web Services

Amazon Web Services presenta caída.

Una caída en los servicios de AWS (Amazon Web Services), provocada por “un deterioro de varios dispositivos de red”, causó un efecto dominó que generó la caída de diversos sitios webs, plataformas de streaming e inclusive aplicaciones para smartphones durante este 7 de diciembre.

La plataforma de Amazon, a través de su servicio de información, indicó que hubo múltiples errores en la API de sus servidores alojados en la región “US-EAST-1″. Es decir, aquellos que brindan servicios a la costa este de Estados Unidos.

Según plantearon en AWS, el problema afectó tanto a sus herramientas de monitoreo como aquellas dedicadas a las respuestas a incidentes, por lo que eso retrasó su habilidad para entregar actualizaciones constantes de los problemas.

Más de tres horas después de iniciada la caída, informaron que identificaron la causa de los problemas que afectaron a la propia Amazon, ya que sus repartidores tuvieron problemas para realizar entregas en Estados Unidos y diversos usuarios reclamaron en redes sociales debido a que sus dispositivos inteligentes dejaron de funcionar a raíz de los problemas registrados con el funcionamiento de Alexa.

Además se reportaron problemas en plataformas de streaming como Disney+, Star+ y Netflix, aplicaciones de citas como Tinder y Grinder, servicios como Ticketmaster o redes sociales como Facebook una vezs maas. Ademas de estos servicios globales, algunas plataformas y otros servidores locales también presentaron problemas en su desempeño durante un ratito.

Sin duda cada vez son más regulares los problemas en servidores y plataformas lo que sin duda complica nuestro uso diario pero… hay un problema que no nos deja dormir muy bien… Estos errores o mal funcionamientos suceden así nada más o vienen acompañados de alguna filtración o falla en el manejo de datos personales de los y las usuarias relacionadas con estas plataformas. No es que queramos ser fatalistas pero la verdad es que sí nos da un poco de miedito.