DesignMaker nos muestra la mascarilla del futuro

El Youtuber crea una mascarilla casi perfecta

De un tiempo a esta parte la contingencia provocada por el COVID-19 ha hecho que las mascarillas se conviertan en una parte de nuestra vida cotidiana.

No obstante, pese a que estos implementos son fundamentales para prevenir contagios, muchas personas aún no logran acostumbrarse a ellos y, seamos honestos, las calidades de los materiales a veces pueden ser poco cómodos, poco agradables tanto al tacto como a la funcionalidad y, en las peores ocasiones, pueden ser verdaderamente ineficiente.

En ese contexto, un youtuber quiso crear un invento que promete aliviar algunos de los problemas más comunes que enfrentan las personas al usar mascarillas.

A través de su canal de YouTube el inventor apodado DesignMaker compartió la creación de una mascarilla que como gran atributo promete cerrarse cuando se aproximan otras personas y abrirse cuando no haya nadie cerca. Todo para quienes la estén usando puedan respirar con mayor comodidad, ingerir alimentos o beber agua.

La mascarilla fue creada usando partes fabricadas mediante una impresora 3D, sensores infrarrojos, baterías, luces LED y una placa Arduino Nano.

En su parte frontal la mascarilla posee una especie de puerta que es controlada por los sensores y en última instancia es lo que la hace tan llamativa- bueno además del hecho de que parece una pieza digna de una película de ciencia ficción.

Pero aunque esta mascarilla funciona, ciertamente no es lo ideal y aún tiene varios desafíos por delante antes de que pueda convertirse en algo masivo, seguro y confiable. Después de todo, el mismo video de DesignMaker demuestra que el sensor no es muy preciso y fácilmente podría equivocarse.

Dicho eso, como por ahora todo parece apuntar a que tendremos que seguir ocupando mascarillas por un buen tiempo, no se asombren si inventos así siguen surgiendo y mejorando con el correr de los meses.