Elon Musk y la muerte de Twitter

“Si Twitter cierra, pueden buscarme en mi cuenta de Instagram”, comparten algunos usuarios. Otros hasta publican sus cuentas de Tumblr o diferentes contactos digitales. Algunos más se ponen nostálgicos recordando las épocas en que todo esto era monte… digo, las primeras veces que se conectaban a la consentida red del pajarito. El hashtag #RIPTwitter comienza a compartirse en todo el mundo.

El ambiente en el mundo digital se está poniendo bastante tenso, en esta extraña semana.

¿La razón? Un ultimátum publicado por Elon Musk desató una serie de renuncias masivas en Twitter, que —a su vez— han iniciado el rumor de que Twitter está cerca de colapsar.

Después de los despidos masivos de trabajadores de Twitter a inicios de noviembre, parecía que la podada extrema al interior de la compañía había terminado; pero el mundo estaba equivocado. Esta semana Elon Musk envió un ultimátum a los trabajadores restantes.

En un breve mensaje, el magnate pidió que los empleados se comprometieran a la nueva visión de la empresa.

Musk buscaba que los trabajadores le entraran a una versión hardcore —literalmente— del trabajo digital. Comentaba que Twitter entraría a una versión 2.0 donde los horarios serían más extensos, las jornadas nocturnas y los equipos de desarrollo e ingeniería estarían en el centro.

Le pedía a los trabajadores de Twitter que dijeran “estoy dentro” antes de que terminara el día laboral este 17 de noviembre.

¿El problema? Los reportes comienzan a llegar desde los medios especializados y parece que más de la mitad de los 2 mil 900 trabajadores que quedaban en Twitter, después de los despidos masivos, tomaron una decisión extrema: optaron por renunciar.

The Vergereporta que los mensajes internos en Twitter están llenos de trabajadores despidiéndose de sus compañeros.

La situación al interior de Twitter se ve muy complicada después de que cientos de personas dejaran la compañía al no aceptar el ultimátum compartido por Elon Musk.

La periodista Zoe Schifferreveló que todas las oficinas de Twitter quedaron cerradas en el instante que se terminó el tiempo para responder el ultimátum. Nadie tenía acceso a los edificios y estaban empezando a revisar —uno a uno— quienes habían aceptado las condiciones de Musk. “El equipo de Elon está temeroso de que los empleados que salen saboteen la compañía”, reportó Schiffer.

Estos edificios permanecerán cerrados hasta el 21 de noviembre.

Y ahí es como comenzó a soltarse el rumor de #RIPTwitter pues los reportes mencionan una serie tremenda de renuncias que, además, se concentraban en equipos súper importantes para el funcionamiento de la red social.

Schiffer señala que renunciaron personas del equipo de diseño de Twitter Blueque traían una pachanga con las palomitas de verificado—, al igual que sus líderes de ingenieros y otros desarrolladores que mantenían la estructura crítica. The Verge, por su parte, señala que renunció todo el equipo que mantenía la librería.

“Twitter no puede funcionar sin ese equipo”, comentaron unos ingenieros desde el anonimato.

Solo para que se den una idea, una cuenta llamada @dmofengineering ha estado recopilando todos los mensajes públicos de renuncias y muchas de las personas que se despiden son trabajadores con puestos bárbaros y años en la empresa.