Instagram planea plan de suscripciones

Instagram pretende motenizarse en serio

Los creadores de contenido en Instagram tienen motivos para celebrar ya que la red social sigue trabajando para que puedan generar más ingresos de los que ya tienen a través de nuevas suscripciones. Concretamente esta semana la plataforma comenzó a probar las suscripciones con un pequeño número de influencers en Estados Unidos.

De acuerdo al director de Instagram, Adam Mosseri, en un principio solo algunas historias y transmisiones en vivo se podrán poner detrás del muro de pago. Las historias se podrán guardar como momentos destacados con acceso exclusivo para los suscriptores, simbolizado por un anillo morado. Al igual que en Youtube y en Twitch, los suscriptores tendrán una insignia morada junto a sus nombres de usuario. De este modo, los creadores de contenido se fijarán en las personas que tengan la insignia en los comentarios, mensajes y en otros lugares.

En conjunto a esto se están trabajando en más funcionalidades de suscripción, ya que según Mosseri se están desarrollando formas para que los influencers exporten su lista de suscriptores y “las saquen de Instagram a otras aplicaciones y sitios web creados por otras compañías”.

El precio mensual de suscripción será fijado por los creadores de contenido y sus seguidores podrán suscribirse a través de un botón en su perfil. En el futuro, Instagram planea expandir la prueba de suscripción a otros influencers en los meses posteriores. Además, la empresa matriz Metaafirmó que no tomará ganancias proveniente de las suscripciones probablemente hasta el 2023.

“Esto ayudará a los creadores a ganar más al ofrecer beneficios a sus seguidores más comprometidos, como el acceso a Lives y Stories exclusivos”, dijo Mark Zuckerberg. “Estoy emocionado de seguir creando herramientas para que los creadores se ganen la vida haciendo trabajo creativo y pronto poner estas herramientas en manos de más creadores”.

El año pasado Zuckerberg anunció una inversión de 1 mil millones de dólares para los creadores de contenido destinado a finales del 2022. De esta manera, Zuckerberg buscará lucrar más a costa de todos los influencers que aglutinan masas de personas en Instagram.