Blizzard es acusado de acoso sexual

Blizzard/Activision sigue bajo el ojo del huracan

La industria de los videojuegos siempre tiene polémicas, pero que en comparación que sucede en otros sectores, en papel son menores. Sin embargo, en las últimas semanas el mundo gamer se ha visto manchado por una situación sumamente penosa y que ha creado controversia alrededor de uno de los estudios más importantes del planeta, Activision Blizzard. Y todo por una razón impactante: una demanda por acoso sexual. 

Sobre decir que ambas compañías se fusionaron en 2008 y desde hace mucho tiempo, han lanzando títulos muy queridos como Call of Duty, Guitar Hero, Tony Hawk, Skylanders, World of Warcraft, Diablo, StarCraft y Overwatch. Pero recientemente se ha hablado de ellos porque varias mujeres que trabajaron en esta empresa se quejaron del comportamiento por parte de sus compañeros y el trato que recibían a nivel laboral. 

El Departamento de Vivienda y Empleo Justo (DFEH, por sus siglas en inglés) de California, Estados Unidos, presentó una demanda civil en la cual alega que Activision Blizzard “violó las leyes estatales al permitir una “cultura de machismo generalizada en el lugar de trabajo”. Esto porque afirman que la empresa pagó menos a las mujeres que a los hombres a pesar de que hacían prácticamente lo mismo, pero también las asignaban a trabajos de menor nivel y para ellas era prácticamente imposible ascender.

Pero otro punto grave dentro de todo este asunto es que las demandantes afirman estaban bajo constante acoso sexual mientras laboraban, lo cual incluía manoseos, comentarios e insinuaciones, de hecho mencionan que los ejecutivos sabían de esta situación pero nunca tomaron medidas. En su lugar, los dirigentes de la compañía soltaron represalias contra aquellas mujeres que denunciaron lo que sucedía.

Dentro de la misma demanda declaran que todas estas mujeres que trabajaban en Activision Blizzard eran sometidas a una práctica llamada en inglés “cube crawls”, en la que algunos hombres ebrios pasaban de cubículo en cubículo para incomodarlas a través de comportamientos inapropiados en pleno horario laboral. A todo esto se suma el caso de una empleada que se suicidó durante un viaje de trabajo junto a un colega hombre que había llevado juguetes sexuales. 

De acuerdo con El Universal, horas después de que se conociera esta situación, la empresa rechazó todas las acusaciones y dijo que la demanda “incluye descripciones distorsionadas y en muchos casos falsas sobre el pasado de Blizzard”. En un comunicado de prensa, Activision Blizzard mencionó que incluso colaboraron con la DFEH pero que el proceso se aceleró y eso dio pie a que presentaran “una demanda inexacta” que apelarán en los tribunales:

“No hay lugar en nuestra compañía o industria, ni en ninguna industria, para una conducta sexual inapropiada ni el acoso de ningún tipo. Tomamos cada acusación seriamente e investigamos todas las denuncias. En los casos relacionados con mala conducta, se han tomado medidas para abordar la cuestión”. 

Exactamente un día que se hiciera pública la carta de Activision Blizzard, los empleados de la compañía dijeron que la respuesta era “aborrecible e insultante” y pidieron a los ejecutivos reconocer la seriedad de las acusaciones y demostrar compasión por las víctimas”. Es por eso que de acuerdo con Kotaku, planearon una huelga que se llevó a cabo el miércoles 28 de julio en contra de la empresa para exigir que mejoren las condiciones de trabajo de las mujeres. 

Las protestas se realizaron en la oficina principal de Blizzard en Irvine, California, pero también en línea a través del hashtag #ActiBlizzWalkout. Entre sus exigencias estaban buscar que la empresa adopte nuevas políticas de contratación diseñadas para aumentar la representación, así como publicar datos de transparencia sobre compensaciones y que un ente independiente analice el departamento de recursos humanos.