Renuncia director de Blizzard Activision

Se mueven las piezas en Blizzard

En los últimos días, el mundo de los videojuegos ha estado al pendiente de lo que sucede alrededor del caso de Activision Blizzard, pues una acusación de acoso sexual y sexismo destapó muchas de las actitudes que ocurrían alrededor de la compañía. De hecho, ante la respuesta que recibieron las mujeres que se atrevieron a denunciar esta situación, los propios trabajadores organizaron una huelga.

Desde entonces, han salido a la luz historias de miedo, como el caso de la Cosby Suite, un lugar donde presuntamente algunos altos mandos de la empresa hacían fiestas y llevaban a mujeres. En aquel momento ya habían despedido a algunos de los involucrados; sin embargo, parece que esta historia y polémica va para largo porque ahora sí está dejando consecuencias muy graves ya que el director de la compañía renunció.

Resulta que este 3 de agosto, J. Allen Brack, el jefe de Blizzard Entertainment, ha dejado su puesto como presidente. Así lo informó la empresa de videojuegos, Activision Blizzard, quienes aprovecharon la oportunidad para comunicarle a todo el personal que Jen Oneal y Mike Ybarra –quienes estuvieron al frente de la vicepresidencia ejecutiva de desarrollo y dirección de tecnología respectivamente– “codirigirán” la compañía. 

De acuerdo con Polygon, en el comunicado mencionaron que: “Ambos líderes están profundamente comprometidos con todos nuestros empleados; con el trabajo que tenemos por delante para garantizar que Blizzard sea el lugar de trabajo más seguro y acogedor posible para las mujeres, y para las personas de cualquier género, etnia, orientación sexual u origen; para mantener y reforzar nuestros valores; y para reconstruir su confianza”.

Por su parte y según la misma fuente, J. Allen Brack también compartió algunas palabras sobre los nuevos dirigentes de Blizzard: “Estoy seguro de que Jen Oneal y Mike Ybarra proporcionarán el liderazgo que Blizzard necesita para desarrollar todo su potencial y acelerarán el ritmo del cambio. Anticipo que lo harán con pasión y entusiasmo y que se puede confiar en que dirigirán con los más altos niveles de integridad y compromiso con los componentes de nuestra cultura”. 

La salida de Brack se da justo después de que su nombre apareciera junto al de Alex Afrasiabi –quien también ya fue despedido– dentro de la demanda por acoso sexual y sexismo. Cabe aclarar que en el caso de Allen, lo mencionan porque conocía el comportamiento de algunos empleados y que incluso había recibido quejas directamente, pero no hizo nada para detenerlos más allá de las medidas disciplinarias que equivalían a regañarlos.