Sony prepara nueva estrategia comercial para el PS5

Sony prepara un aumento drástico en la producción de PS5

Al parecer Sony solo tiene una idea en mente: Lanzar al mercado la mayor cantidad de consolas de PS5 posibles.

La acción buscará responder no solo a la creciente demanda, que nunca han logrado satisfacer del todo, sino que también mejorar los números de ventas de una consola que bajó sus niveles durante el último trimestre debido a la escasez de unidades en el mercado.

En un informe entregado a los inversionistas de Sony, el presidente de Sony Interactive Entertainment, Jim Ryan, abordó ese escenario de ventas de la nueva consola, revelando que solo lograría vender 2 millones de PS5 durante el último trimestre.

A pesar de que esas ventas elevaron el total general a 19.3 millones de unidades vendidas, dicho número representa una disminución tanto en la comparación con el trimestre anterior como con lo que Sony logró vender con la Playstation 4.

A grandes rasgos, la PS5 ha vendido, en su primer año y medio de vida, un total de 3.1 millones de unidades de PS5 menos que lo que logró vender en los primeros 18 meses de existencia de la PS4.

El gran responsable de la baja radica en los problemas de escasez de componentes generados desde el inicio de la pandemia de coronavirus, lo que no ha permitido responder a una altísima demanda. Según los números de Sony, 80 mil unidades de PS5 pueden ser vendidas en solo 82 minutos, mientras que el mismo número de PS4 tardaba nueve días en ser vendido. Es decir, no venden más solo porque no tienen las suficientes consolas listas.

De ahí que la compañía cree que si suben la oferta de consolas, accediendo a múltiples compañías proveedoras que les entreguen los componentes, la PS5 puede superar las ventas de la Playstation en el cuarto año de lanzamiento. Es decir, durante 2024.

La estrategia de aumentar sus proveedores buscará que Sony tenga más agilidad ante las condiciones inestables del mercado, tanto por los problemas causados por la pandemia como los potenciales inconvenientes logísticos y de inventario que pueden surgir por el conflicto bélico en Ucrania.